Consejos para tener una aventura de una noche


Las aventuras de una noche, aunque parezca mentira, tienen sus propias reglas. En este artículo ofreceremos algunos consejos para vivirlas al máximo sin sufrir los efectos colaterales.

Aventuras eroticasMuchas veces, la falta de romance lleva a los hombres y mujeres a buscar aventuras de una noche para experimentar solamente el sexo y las emociones de la seducción, pero sin tener las complicaciones y compromisos que involucran a una historia de amor. Muchas personas optan por permanecer solteros sin querer renunciar al placer o a la oportunidad de conocer personas con las que puedan pasar una noche agradable.

No siempre sucede que existe falta de intensidad en situaciones que se asemejan al dicho “pájaro que comió voló”. En verdad, saber vivir plenamente en el presente, aunque sea algunas horas o un año, muchas veces nos lleva a vivir mejor, es posible también entrar en contacto con nosotros mismos y con el compañero del momento de una forma extraordinariamente profunda.

Aventuras sexuales de una nocheEntonces, lo que hace que este tipo de relaciones sea problemática no es la conocida inestabilidad, sino los malos entendidos que pueden surgir a partir de las relaciones poco convencionales: la unión entre el sexo y el amor se redefine, el contacto físico o espiritual que puede existir entre dos personas no presupone un proyecto conjunto, ya que se vive un vínculo con el otro en el día, libre de la idea de la pareja, para ser simplemente un encuentro entre dos individuos. En las aventuras de una noche tú puedes encontrar una dimensión de la intimidad humana, o solamente sexo, pero eso no es lo que se pretende juzgar aquí. Y qué importa si encuentras a alguien en Internet, (el fenómeno de los encuentros casuales está pasando por un verdadero boom entre las mujeres) o de una forma más tradicional, lo que realmente importa es ser claro para evitar problemas para nosotros y el otro. A continuación ofrecemos algunos consejos para aprovechar mejor este tipo de experiencias:

Regla Nº1: Entender el concepto de sexo casual o encuentro ocasional.

Si tu objetivo es iniciar una relación de largo plazo, abstente a experimentar este tipo de encuentros, porque puedes arriesgarte a salir lastimado. Como en todas las relaciones, el sexo casual funciona cuando ambos compañeros quieren lo mismo. Aunque algunas veces suceda, el objetivo no es encontrar el amor de la vida. El sexo casual es una manera de pasar una noche de diversión sin compromisos. Es simplemente dividir momentos de placer con el consentimiento de ambos adultos y sin la promesa de un mañana. Por eso, antes de iniciar este tipo de relaciones, es necesario analizar tus propios deseos para saber distinguir el amor del sexo y asegurarte que la persona con la que compartirás la experiencia se encuentra en el mismo lugar, para evitar frustraciones de ambas partes.

Encuentro sexualRegla Nº2: Estate siempre disponible para lo nuevo.

Si quieres experimentar encuentros no convencionales, cabe la posibilidad de conocer personas no convencionales (por ejemplo, personas con las que tú no formarías una pareja). Intenta vivir nuevas experiencias y confía siempre en tus instintos, es decir, la osadía de vivir algo nuevo. De lo contrario, correrás el riesgo de perderte una experiencia inolvidable. Líbrate de prejuicios. El sexo casual está hecho para personas curiosas, abiertas y desinhibidas.

Regla Nº3: Sé tú mismo, sin ansiedad. ¡Relájate!

Ser “casual” es estar relajado y calmo. Practicar el sexo casual es tener encuentros sin compromisos, sin las presiones externas. No finjas, no tienes que mentir o engañar para agradarle a los otros. El objetivo es tener un encuentro casual y pasajero, entonces, para seducir a alguien no es necesario mostrar la cuenta bancaria, preciarse de haber leído Proust o demostrar ser un chef de primera.

Regla Nº4: Sé honesto contigo mismo (ver reglas 1 y 3) y también con tu compañero, es mejor ser franco inmediatamente.

Si conoces a alguien en la discoteca, tienes que ser claro sobre tus intenciones. O si prefieres encontrar a alguien por Internet, acuérdate que al momento de registrarte en un sitio Web de sexo casual no puedes mentir sobre tu descripción física o sobre tus preferencias eróticas. Imagina la sorpresa de tu posible compañero, cuando al llegar el momento del encuentro te encuentra vestido con botas de cuero y un látigo, si en tu perfil indicabas que te gustaba el sexo tradicional.

Regla Nº5: Sé discreto y reservado.

Ser reservado no sólo aumenta un poco el misterio, sino que ayuda a mantener el desapego lo suficiente como para no confundir sexo con amor, y vivir esas experiencias con calma. Si en realidad quieres algo más que una noche de pasión, tendrás tiempo de sobra para hablar sobre tu vida. Aunque dentro del concepto de sexo casual se permiten todas las formas de placer, la confidencialidad es un punto muy importante. Antes de hablar de los detalles de tu trabajo, tu situación familiar o tus hijos, es bueno pensar en las cosas que realmente le interesan a la persona que está frente a ti. Al final de cuentas, se trata de alguien que no está buscando, por lo menos momentáneamente, una relación duradera, por eso una actitud confesional podría echar a perder la aventura.

Por último, detallamos la última regla:

Regla Nº6: Siempre debes protegerte. Evita riesgos innecesarios.

Si no te gusta la persona, si te resulta aburrida, ¡vete! Siempre ten sexo seguro, usa preservativos (también condones que son muy chic y los puedes llevar en tu billetera). Ser libre y tener una vida sexual activa, no significa que debas ser imprudente.